En la década de los 90 comenzaron a surgir los primeros grupos coreanos en los cuáles encontrábamos más características occidentales. Fue en 1992 cuando la música coreana se combinaba de forma más notoria con otros estilos musicales, cómo son el hip hop o el rap. En esta generación, surgieron grupos importantes como fueron Seo Taiji, Boys o Panic. 

En el año 1995 se empezaron a crear las primeras agencias musicales para gestionar los movimientos y las carreras musicales tanto de grupos como de solistas. Como con los primeros grupos se captó la atención de los adolescentes se llevó a cabo de la creación de Idol Bands que eran grupos que estaban formados por jóvenes.

A partir del año 2000 este género musical empezó a subir como la espuma en su país de origen, pero fue a partir del 2012 cuando su música comenzó a ser más conocida en los países extranjeros con el Gangnam Style, ya que la canción se hizo viralmente conocido. 

En la actualidad nos encontramos con bandas como los BTS o BLACKPINK entre muchas otras que han conseguido romper numerosos récords en la industria musical internacional en la actualidad.